Amelia Valcárcel | Filósofa
«Si se acepta la validez de todas las culturas, no hay modo de rechazar la cultura machista»

La XVII Escuela Feminista Rosario de Acuña de Gijón, que dirige la filósofa Amelia Valcárcel, dedicará este año sus debates a la ‘Etica y agenda feminista del tiempo presente’. La propuesta ha sido todo un éxito hasta el punto de que, tras haberse agotado en tres horas el medio millar de plazas disponibles en un primer momento, las organizadoras han tenido que ofertar otras 500, que también se han reservado rápidamente. El ciclo de conferencias, de todos modos, se emitirán en directo por el canal de YouTube del Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Gijón, que las patrocina.

Las jornadas, que se desarrollarán entre los días 1 y 3 de julio, contrapondrán la ética de la Ilustración al multiculturalismo y el relativismo actuales. Para Amelia Valcárcel, que escribe el texto de presentación de las jornadas, “la ética, que Kant decantó, ha mostrado ser uno de los resortes más eficaces para producir innovación en el campo de los mandatos morales”.

A su entender, “el relativismo no sirve para pensar el mundo que el feminismo necesita” ya que “no se pueden reivindicar derechos basándose en filosofías relativistas”. De ahí que “si se acepta la validez de todas las culturas, no hay modo de rechazar la cultura machista”, agrega la filósofa.

Vacárcel entiende que el feminismo “es una posición política, de origen ilustrado, que luchó y lucha por el reconocimiento de los derechos y las libertades de las mujeres”. Su agenda, recuerda, “la marcó el movimiento sufragista, que consiguió los derechos civiles, educativos, y políticos, y que después fue prolongada por los derechos reproductivos y sexuales”.

Reconocimiento y respeto

En este momento, a su juicio, “la tarea principal de este feminismo sigue siendo la lucha por el reconocimiento y el respeto real de esos derechos en todo el mundo, meta que está aun muy lejana”.

“Los abusos universales sufridos por las mujeres —prosigue— tienen que ser combatidos con Derechos Universales, y los derechos básicos adquiridos en Occidente han de ser extensibles a todo el Planeta”, subraya.